CUENTOS POLICIALES – MATERIAL DE ESTUDIO

A ) ¿Qué es un cuento policial?

Un cuento policial es un subgénero literario que se desprende del Género Narrativo.

Como ya sabemos los géneros literarios son tres:

Género Lírico o Poético (Poesía)
Género Dramático (Guiones de obras de teatro)
Género Narrativo (cuentos, novelas, mitos, leyendas, fábulas, etc.)

Es así como los cuentos son un subgénero que se desprende del Género Narrativo. Pero dentro de la categoría “cuento” hay diferentes tipos de cuento que se diferencian entre sí por los temas que abordan. De esta manera encontramos diferentes cuentos como por ejemplo: cuentos fantásticos, maravillosos, realistas, de terror, policiales, etc.
Es así como el cuento policial es un subgénero que se desprende del Género Narrativo y que se encuentra dentro de la categoría de subgénero que conocemos como “cuentos”.

B ) Características de los cuentos policiales:

Los cuentos policiales se caracterizan porque en todos ellos se produce algún ACTO O ACONTECIMIENTO DELICTIVO (un acto que está catalogado como “delito” y que es penado por la ley). Este acto delictivo puede ser: un crimen o asesinato, un robo, una estafa o fraude, un secuestro, etc.

Los cuentos policiales clásicos por lo general PLANTEAN UN ENIGMA (O MISTERIO) A RESOLVER. Un enigma es problema difícil de resolver o de encontrar una solución. Un eneigma es aquello que, quien realice la investigación, deberá resolver para encontrar al culpable del crimen o delito.

En los cuentos policiales se encuentran representados los personajes como perteneciendo imaginariamente a “dos grandes bandos” bien definidos y claros: Por un lado se encuentran los PERSONAJES DELICTIVOS y por otro lado los PERSONAJES QUE BUSCAN LA JUSTICIA Y PENALIZACIÓN DE LOS CULPABLES del delito.

Los personajes típicos que buscan justicia son los que por lo general se encargan de llevar adelante la investigación del crimen o delito, estos son:

Detectives

Policías

y excepcionalmente puede ser un civil (o persona común) vinculada o relacionada de una u otra forma con la víctima y que, debido a este motivo, quiere hacer justicia y encontrar al delincuente o criminal.

Los personajes típicos que comenten delitos puede ser clasificados dependiendo del crimen o delito que hayan cometido, estos pueden ser:

Asesinos o criminales (personas a las que se las acusa de haber cometido un asesinato o crímen)

Ladrones ( personas que han cometido algún tipo de robo)

Estafadores (personas que han cometido alguna estafa o fraude)

Secuestradores (personas que han secuestrado a alguna persona)

Y así la lista sigue, dependiendo siempre del delito que se haya cometido.

Es cierto que podríamos también considerar a un tercer grupo de personajes que son los SOSPECHOSOS. Estos son quienes a lo largo del proceso de investigación se descartan como posibles culpables del delito.

Entonces, repasando, básicamente tenemos tres tipos de personajes:

Los que buscan la justicia, los que comenten delitos (que son los dos grupos más importantes y significativos dentro de los cuentos policiales) y un tercer grupo que podríamos denominar como “los sospechosos”.

ELEMENTOS DE LA INVESTIGACIÓN: Para llevar adelante la investigación se parte de ciertos elementos básicos: LAS PISTAS O INDICIOS con los que se cuenta. Las pistas o indicios son pequeñas cosas a partir de las cuales se puede “abrir” la investigación.

METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN: La “metodología” es le método o camino (llevado a cabo por la persona que lleva adelante la investigación) que se implementa para encontrar al autor del delito. En la metodología de investigación se tienen en cuenta diferentes cosas:

1 ) EL ANÁLISIS DE LA ESCENA DEL CRÍMEN. Se examina minuciosamente la escena o lugar en donde se cometió el delito con el objetivo de encontrar huellas digitales, o pistas e indicios que sirvan al proceso de investigación.

2 ) EL ANÁLISIS DE PISTAS O INDICIOS ENCONTRADOS que permitan (por medio de la utilización de un pensamiento lógico deductivo) generar hipótisis (ideas o teorías) acerca de quién o quiénes pueden ser los responsables del delito cometido.

3 ) LOS INTERROGATORIOS a familiares y allegados a la víctima (si estamos hablando de un crímen) o de las personas vinculadas (o relacionadas) de una u otra manera a la escena de un robo.

4 ) EL ANÁLISIS DE LAS COARTADAS de los interrogados para ver si sus testimonios con creíbles o no. Una coartada es un pretexto o una excusa que da un entrevistado – y posible sospechoso – queriendo demostrar que en el momento de cometerse el delito él se encontraba en otro lugar. (Por ejemplo: En el cuento “Un crimen casi perfecto” los tres hermanos tenían diferentes coartadas cada uno, por medio de las cuales podían demostrar que en el momento de la muerte de su hermana cada uno de ellos se encontraba en otro lugar diferente a la escena del crimen)
Los testimonios de los interrogados se analizan con el objetivo de ver si en sus discursos o respuestas se pueden hallar contradicciones. Si esto sucediera nos llevaría a pensar que alguno de ellos está mintiendo y entonces nos encaminaríamos a tratar de ver por qué miente.

5 ) LA IMPLEMENTACIÓN DE UN PENSAMIENTO LÓGICO DEDUCTIVO. El pensamiento lógico deductivo se basa en realizar deducciones (o inferencias) a partir de los indicios o pistas con los cuales se cuenta. Decimos que es “lógico” porque debe ser un pensamiento racional, es decir, un tipo de pensamiento que no se base en el análisis de cuestiones sobrenaturales o irracionales.
Por ejemplo: Si en el cuento “La marca del ganado” la explicación que diéramos como investigadores fuese que las mutilaciones a las vacas son cometidas por extraterrestres, este pensamiento no sería un pensamiento lógico porque no es un pensamiento racional sino que es un tipo de pensamiento basado en una creencia (no probada) de la existencia de seres de otros planetas. Este pensamiento sería un pensamiento irracional que no es el tipo de pensamiento que se utiliza en una investigación.

6 ) LA POSTULACIÓN DE UNA HIPÓTESIS: Usando un tipo de pensamiento lógico deductivo se llega a una hipótesis que es una posible idea o razón que explicaría el motivo del crimen o delito, y que, en caso de probarse, nos permitiría hallar al delincuente. Si esta idea o hipótesis es demostrada ya deja de ser tan solo una “idea” o “teoría” y se convierte en una PRUEBA contundente que nos permite culpar y encarcelar al culpable.

Por ejemplo: En “Un crimen casi perfecto” la hipótesis del investigador es que la mujer fue asesinada por uno de los hermanos con el objetivo de cobrar un seguro de vida y que la metodología utilizada para esto fue la de envenenar el hielo de una heladera que producía cubitos de hielo. Pero, como esta idea o hipótesis debe ser probada para poder culpar a alguien, el detective lleva la heladera a analizar a un laboratorio. Es así como, cuando el científico le confirma que en los cañitos refrigerantes de la heladera se encontró agua con cianuro, recién ahí entonces el detective confirma su idea o hipótesis como algo cierto y verdadero. De este modo, la idea o hipótesis se convierte en una PRUEBA contundente que permite culpar al hermano de la víctima y apresarlo.

EL OBJETIVO DE LA INVESTIGACIÓN: Es resolver el enigma.

LA TRAMA DE UN CUENTO POLICIAL SE CARACTERIZA POR GENERAR SUSPENSO La acción del cuento policial brinda al lector un clima de sumo suspenso. Al principio se suelen proponer varias soluciones fáciles, a primera vista tentadoras, que sin embargo luego resultan falsas y son descartadas. Finalmente hay una solución inesperada, a la cual sólo se llega en el desenlace del cuento. Recuerden que para la solución del enigma se desecha todo elemento sobrenatural o inexplicable.

Esta entrada fue publicada en Lengua. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>